10 preparativos para la Comunión

 

preparativos-ComunionDónde celebrar la Comunión, cómo acertar con el traje del niño, qué recordatorios elegir o si preparar algún regalo para los invitados. Mil y un detalles que no se te pueden escapar para que la Primera Comunión de tu hijo sea todo un éxito.

 

Quedan pocos meses y son muchos los detalles que tienes que solucionar para que todo esté listo el día de la Primera Comunión de tu pequeño. Para que no se te quede nada en el tintero ni te agobies más de la cuenta, toma nota de nuestra lista de ideas para organizar la Primera Comunión de tu hijo.

1. Decide dónde celebrar la Primera Comunión. Por si tienes dudas, te las despejamos en el reportaje “Dónde celebrar”. No demores mucho la decisión. Las comuniones se concentran en unas seis semanas (entre finales de abril y primeros de junio, siendo mayo el mes estrella), y te puedes encontrar con el cartel de “ocupado” en el sitio que habías pensado. Ten en cuenta, además, que en el mismo mes y medio suele haber también muchas bodas, que se celebran en lugares similares.

2. Encarga el traje de Comunión de tu hijo. Ya están todas las colecciones de Primera Comunión en las tiendas. Es más, pasada la Semana Santa, puedes empezar a tener dificultades para encontrar el modelo que te gustaba. Si aún no tienes muy claro cómo debes vestirle, echa un vistazo a nuestras recomendaciones en “Vestido para la ocasión”.

3. Decide los accesorios: adorno para el peinado, zapatos, cruz… Al igual que el traje, los zapatos para la Comunión pueden agotarse. Y este capítulo es importante. Tu hijo tiene que estar cómodo el día de la Comunión. El peinado debe ser sencillo: una diadema a tono con el vestido es una buena opción. Ojo con el largo de pelo de los niños. No se lo cortes justo el día de antes de la Comunión si le favorece un poquito más crecido. Calcula para que vaya con el largo adecuado.
En cuanto a la cruz, es posible que te la den en la iglesia o colegio; si no es así, compra una de madera o ponle la que seguro algún invitado le vaya a regalar.

4. Busca los vestidos de los hermanos y el tuyo. Aunque tu hijo es el gran protagonista, los demás también tenéis que ir elegantes. Pero, cuidado, una Comunión no es una boda. Tenlo presente a la hora de elegir. Nada de vestidos largos, pamelas o trajes con brillos…

5. Encarga las invitaciones y los recordatorios de Comunión. En este capítulo, no tenemos más remedio que recomendarte los nuestros. Echa un vistazo a nuestro catálogo de recordatorios de Recordatorios-personalizados-de-ComunionPrimera Comunión y decide si lo quieres personalizar o te sirve tal y como aparece en nuestra propuesta. En cualquier caso, no te demores en el encargo. Y piensa muy bien la cantidad que necesitas. Nuestro consejo: cuenta los invitados, los amiguitos del niño (tanto los invitados como los que hacen la Comunión con él), los familiares y amigos que no pueden venir, la catequista, su tutor… y haz una estimación un poco por lo alto.

6. Infórmate sobre el fotógrafo. Pregunta si la iglesia tiene uno en exclusiva y, si a pesar de ello, se pueden hacer fotos. Haz lo mismo en el lugar de celebración. Si no te imponen fotógrafo oficial y no te quieres llevar un disgusto al día siguiente, cuando compruebes que, con la emoción del momento, “nadie” se ha ocupado de hacer las fotos, nombra días antes a uno o dos familiares encargados de inmortalizar el día. Así te asegurarás de tener unas estupendas fotos de Primera Comunión de tu peque.

7. Acude a probar el menú o el catering. Si no quieres llevarte sorpresas, procura hacer una degustación del menú unas semanas antes. Y a la hora de elegir los platos, piensa en el gusto de la mayoría, y déjate aconsejar por los encargados del restaurante. Si te lo permiten en el restaurante, encarga una tarta especial para tu hijo. Hay pastelerías especializadas en ello.

8. Compra regalos para los invitados o hazlos tú misma con la ayuda de tu hijo. Pero si no te quieres gastar mucho, echa un vistazo a nuestro reportaje Un regalo económico para los invitados, donde encontrarás ideas como éstas: unas galletas personalizadas en forma de “niño de Comunión” (es fácil encontrar los moldes para recortarlas y luego hornerlas), una brocheta de chuches (compra palillos largos y chuches de colores y móntalas tú misma), un marco de fotos (deja que sea tu hijo quien los decore con pegatinas, washi-tape, pinturas…)… Luego, ponles su tarjetita de agradecimiento, y los invitados tendrán un bonito recuerdo de la Comunión de tu hijo.

9. Contrata o piensa en la animación para niños. Puedes traer un payaso, un mago… pero también es sencillo (si lo haces con tiempo) preparar una lista de juegos. Eso sí, nombra a un “capitán”, el mayor del grupo, que organice el juego. Si te faltan ideas, nosotros pensamos por ti. Consulta nuestra propuesta de juegos para la Comunión. 

10. Piensa en la decoración. El mundo "Do it yourself" está de moda. Y en la decoración más que en ningún otro aspecto. Si tienes tiempo y eres un poco mañosa, las posibilidades de dar un toque especial a la Comunión de tu hijo son infinitas. Por citar, te recomendamos un paseo por algunas de estas webs. En ellas encontrarás miles de ideas: Con P de papel, El tarro de ideas...

 

Está aquí: Home El blog de Ilusiones PRIMERA COMUNIÓN 10 preparativos para la Comunión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies